La joven con cáncer y la resistencia.

Octubre es el mes Internacional de Concienciación sobre Cáncer de Mama

El otro día fui a la oficina para registro de salidas por el paso de Rafah. Hay varias oficinas en la Franja, esta a la que fui era la de la ciudad de Gaza. No había mucha gente, lo cual era un poco extraño. Era la segunda vez que me acercaba al registro, la primera me encontré con que todo estaba cerrado y los funcionarios no tenían ni idea de cuándo podrían volver a registrar salidas. Los seis o siete que éramos esperábamos nuestro turno, pero a lo palestino: de pie y agolpados a la ventanilla, y al aire libre, con un calor horrible.

Había una joven. Tendría entre 22 y 25 años. No más de 25 años. Pálida, sin maquillaje… Cuando le tocó el turno escuché que le decía al funcionario que llevaba más de 60 días sin recibir su tratamiento. Tiene cáncer de mama. “Por el amor de Dios necesito ir a Egipto para recibir tratamiento cuanto antes, ¿cuándo podré salir?”.

Se me quedó el corazón en un puño.

Segundos antes estaba yo pensando que tras dos duros años en la Franja de Gaza sin poder salir a ver a los míos estaba a punto de conseguirlo. Frente a mi, una mujer jovencísima con cáncer sufriendo, rogando un registro rápido para salir lo antes posible…

Joder, pensé, vaya mierda de bloqueo. Y de guerra.

Durante los cincuenta días de operación militar israelí contra la Franja ningún paciente pudo salir a tratarse. Imaginaos, casi dos meses. Para los pacientes con enfermedades complicadas como el cáncer eso supuso – tal y como explicaba la chica en la cola del registro- “dormir en el hospital todos los días”. Dormir, que no recibir el tratamiento.

El funcionario le dijo que “Inshallah (si Dios quiere) en dos días podrá obtener un permiso de salida”. “Allah le escuche”, dijo la joven. Y se marchó.

Se fue sin malhumores, sin gritos, sin empujones, sin maldecir este mundo. “¡Qué fortaleza!”, pensé yo… “¡qué resistencia!”.

Lo cierto es que en Gaza, durante la reciente guerra, más de 32 enfermos de cáncer MURIERON por no poder recibir su tratamiento. El cáncer de mama es el tipo más extendido entre la población femenina de esta región. Israel, con su bloqueo ilegal, impide la entrada del material necesario para tratar el cáncer en hospitales de la Franja de Gaza por lo que los/as enfermos/as tienen que esperar hasta conseguir permisos especiales de los israelíes que les permitan salir a tratarse fuera.

Anuncios

Un pensamiento en “La joven con cáncer y la resistencia.

  1. Isabel, el genocidio y la destrucción en la franja de Gaza es de dimensiones tremendas, miles de muertos, mujeres, niños, gente, más los miles de heridos graves. Hoy hablas del caso de una mujer con cáncer de mama, y te aseguro que la mayoría de la gente, aquí y en casi todo el mundo, no tiene la más minima empatía por esa mujer. En este mundo tan ignorante y egoísta- yo, mi familia, mis amigos, mi país- las desgracias de otros no son de su entorno. Y te digo que muchos hasta dirán:” es culpa de Hamas” o cosas por el estilo. Yo sufrí mucho cuando la destrucción de Libia por que sabía que los pacientes en los hospitales de Gadaffi eran sacados a la calle por los “democráticos rebeldes”. Mi impotencia hacía estos cotidianos sucesos me pone triste. Y sufro por esa mujer con cáncer que doblemente sufre la criminal ocupación sionista, y rabia me da la indiferencia del resto de la gente.
    me consuela que hay personas tan implicadas y solidarias como lo eres tu. Un abrazo, Arturo Acosta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s