Come en casa de un judío, duerme en casa de un cristiano y los problemas de amor déjaselos a un musulmán

(VERSIÓN EN CASTELLANO)
Hay un dicho en #Palestina que dice:
‘Come en casa de un judío (porque la comida es deliciosa) y duerme en casa de un cristiano (porque se duerme tranquilamente).’ Y yo añado: acude a un musulmán para arreglar problemas de relaciones amorosas. ¿Por qué digo esto? Lo explicaré en la siguiente historia basada en hechos reales:

Rayab al-Azaiza, el abuelo de mi pareja, era un conocido y confiable taxista que trabajaba, no solo la Franja de #Gaza, sino también Cisjordania y la histórica Palestina (Israel). Su amigo Shye, un judío que vivía en el asentamiento de Gosh Gatif en la Franja, era un cocinero excelente.

Un día Rayab se dio cuenta de que Shye no estaba como siempre. Se le veía triste y preocupado. Rayab le preguntó qué sucedía. “Mi novia se ha enfadado conmigo”, se lamentó Shye.

Entonces, Rayab cogió el taxi y se marchó hasta donde la novia de Shye vivía al norte de Tel Aviv. Durante un tiempo, Rayab hizo de mensajero y, al mismo tiempo, de mediador y apaciguador hasta que, finalmente, la pareja volvió a ser feliz.

Así que ‘come en casa de un judío, duerme en casa de un cristiano y, ante problemas del corazón, déjalo todo en manos de un musulman’.

Recuerda que este conflicto no se solucionará con dos Estados separados, sino con un ÚNICO ESTADO DEMOCRÁTICO.

————————

(ENGLISH VERSION)

There is a Palestinian proverb that says:
‘Eat at the home of a Jew (because the food is delicious) and sleep at a home of a Christian (because you’ll sleep peacefully).’ And I add: Go to a Muslim to solve loving affairs. Why do I say this? I’ll explain it in the following story based on a true story:

Rajab al-Azaiza, my partner’s grandfather, was a well-known and reliable driver that worked, not just in the Gaza Strip but also in the West Bank and the historic Palestine (Israel). His friend Shye, a Jew who lived in the settlement of Gosh Gatif in the Gaza Strip, was a gorgeous cooker.

One day, Rajab realized that Shye was not as usual. He looked sad and worried. Rajab asked him what happened. “My fiancée is angry with me,” lamented Shye.

So Rajab took his taxi and went to where Shye’s fiancée lived, north of Tel Aviv. For a time, Rajab worked as messenger and, at the same time, as a mediator and appeaser, until, finally, the couple returned to be happy.

So ‘Eat at the home of a Jew, sleep at a home of a Christian and before loving problems, leave everything in the hands of a Muslim’.

Remember that this conflict will not be solved with 2 separated states, but with ONE DEMOCRATIC STATE.

maral-malka

Maral (a Jewish woman) and Mahmoud (a Muslim man) got married last August 2014 in Jaffa. Maral (una mujer judía) y Mahmud (un hombre musulmán) se casaron el pasado mes de agosto de 2014 en Yafa.

Anuncios

Un pensamiento en “Come en casa de un judío, duerme en casa de un cristiano y los problemas de amor déjaselos a un musulmán

  1. Abdo Tounsi dice:

    Otra interpretación del dicho estimada Isabel que aprendimos de pequeños es porque: “En casa de un judío no se come cerdo y en casa de un cristiano estarás a salvo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s