Palestinos de Gaza contra Plan de reconstrucción de Serry

Estos días en Gaza muchas son las protestas que están teniendo lugar contra el Mecanismo de reconstrucción de la Franja de Robert Serry, Coordinador Especial para el Proceso de Paz en Oriente Medio de las Naciones Unidas (UNSCO). Los palestinos denuncian que el plan legitima el bloqueo israelí, ¿cómo? pues dando pie a que las autoridades israelíes tengan el derecho de supervisar y dar el visto bueno a todos y cada uno de los proyectos. Israel decide cómo, cuándo y qué cantidad entra. Esto le da pie a imponer suspensiones temporales de entrada del material de construcción y otros bienes humanitarios, tal y como hizo la semana pasada. Por lo tanto, el plan de Serry (de las Naciones Unidas) estaría perpetuando el bloqueo israelí sobre la Franja dándole semejante rol y potestad a la entidad ocupante.

Los palestinos dicen no, no al plan de Serry. Las Naciones Unidas defienden que este no es su plan, sino un plan de israelíes y palestinos. Aunque las Naciones Unidas sea el mediador, bien es sabido que ha querido contentar, una vez más, las exigencias de “seguridad” israelíes en detrimento de un plan de reconstrucción más rápido y eficaz que asegure una vida digna, protección y ayude a devolver una vida normal a los habitantes de la Franja de Gaza que sufrieron una de las agresiones más largas de sus vidas, 50 días de bombardeos israelíes por tierra, mar y aire.

Aquí unas fotos de la marcha organizada hoy 09/11 por la Unión de Comités de Acción Agrícola de la Franja (UAWC):

isa1 isa2 isa3 isa4 isa5 isa6

Anuncios

La joven con cáncer y la resistencia.

Octubre es el mes Internacional de Concienciación sobre Cáncer de Mama

El otro día fui a la oficina para registro de salidas por el paso de Rafah. Hay varias oficinas en la Franja, esta a la que fui era la de la ciudad de Gaza. No había mucha gente, lo cual era un poco extraño. Era la segunda vez que me acercaba al registro, la primera me encontré con que todo estaba cerrado y los funcionarios no tenían ni idea de cuándo podrían volver a registrar salidas. Los seis o siete que éramos esperábamos nuestro turno, pero a lo palestino: de pie y agolpados a la ventanilla, y al aire libre, con un calor horrible.

Había una joven. Tendría entre 22 y 25 años. No más de 25 años. Pálida, sin maquillaje… Cuando le tocó el turno escuché que le decía al funcionario que llevaba más de 60 días sin recibir su tratamiento. Tiene cáncer de mama. “Por el amor de Dios necesito ir a Egipto para recibir tratamiento cuanto antes, ¿cuándo podré salir?”.

Se me quedó el corazón en un puño.

Segundos antes estaba yo pensando que tras dos duros años en la Franja de Gaza sin poder salir a ver a los míos estaba a punto de conseguirlo. Frente a mi, una mujer jovencísima con cáncer sufriendo, rogando un registro rápido para salir lo antes posible…

Joder, pensé, vaya mierda de bloqueo. Y de guerra.

Durante los cincuenta días de operación militar israelí contra la Franja ningún paciente pudo salir a tratarse. Imaginaos, casi dos meses. Para los pacientes con enfermedades complicadas como el cáncer eso supuso – tal y como explicaba la chica en la cola del registro- “dormir en el hospital todos los días”. Dormir, que no recibir el tratamiento.

El funcionario le dijo que “Inshallah (si Dios quiere) en dos días podrá obtener un permiso de salida”. “Allah le escuche”, dijo la joven. Y se marchó.

Se fue sin malhumores, sin gritos, sin empujones, sin maldecir este mundo. “¡Qué fortaleza!”, pensé yo… “¡qué resistencia!”.

Lo cierto es que en Gaza, durante la reciente guerra, más de 32 enfermos de cáncer MURIERON por no poder recibir su tratamiento. El cáncer de mama es el tipo más extendido entre la población femenina de esta región. Israel, con su bloqueo ilegal, impide la entrada del material necesario para tratar el cáncer en hospitales de la Franja de Gaza por lo que los/as enfermos/as tienen que esperar hasta conseguir permisos especiales de los israelíes que les permitan salir a tratarse fuera.

Que lo cuenten los niños

Cartel Película_peq

Cuando alguien te pide que hables de la Franja de Gaza a unos niños de corta edad te sientes responsable. Por lo menos, así me sentí yo cuando me lo pidió mi amiga Sonia. Su hija Senda va a un colegio donde este año tratan el tema de viajes alrededor del mundo. Sin embargo, yo no podía dar esa charla a los niños porque no puedo salir de la Franja de Gaza sin arriesgarme a que luego no pueda volver a entrar. Así llevo más de un año.

Pero quería hacer algo para ellos. Quería enseñarles que hay muchos niños de su edad que no viven como ellos, o como el resto de europeos. Así que pensé, ¡hagamos un video! Y que lo cuenten los niños de la Franja, no yo.

Carmel y Mohammed son los protagonistas. Son dos niños palestinos que viven en la Franja de Gaza.

 

Carmel es una niña de 8 años que vive con su familia en un apartamento en la ciudad de Gaza. Su mamá es argelina y es una de las miles de personas que no pueden salir de la Franja para visitar a su familia debido al bloqueo israelí. Quieren construir una casa en los campos de su familia, al norte de la Franja, pero no pueden porque no entra cemento ni el resto del material de construcción debido al mencionado bloqueo.

Mohammed es un niño de 10 años que vive con su familia y su abuela en el campo de refugiados de Jabalia. Le gusta mucho la música y siempre pregunta por sus antepasados que vivían en una casa con tierras agrícolas y no eran pobres como ellos son ahora. Es la representación del derecho al retorno de los refugiados palestinos que fueron expulsados en 1948 de sus hogares por los sionistas que hoy continúan construyendo Israel sobre territorio palestino ocupado.

Este proyecto se ha realizado gracias a la desinteresada colaboración de PMP, Palestine Media Production, en Gaza, que nos ha dejado gratuitamente las cámaras y el equipo de edición. Tampoco hubiera sido posible sin los niños, entregados y muy atentos en todo momento durante el rodaje. El cese de los derechos de autor para utilizar la canción “Huelga en la escuela” del gran maestro, Marcel Khalife, compositor y músico libanés ha hecho posible la banda sonora de estos minutos de filme documental.

Por favor, no dudéis en compartir el video. En cualquier momento podéis poneros en contacto con la directora a través del email: perezperezisabel[arroba]yahoo.es

 

***Un poco más sobre mi: Isabel Pérez es una periodista que vive y trabaja en la Franja de Gaza desde enero de 2013. La co-dirección corre a cuenta de su compañero, Mussa’ab Bashir, natural de la Franja, periodista y traductor. Isabel trabaja para la cadena de televisión HispanTV y colabora para varios medios como Eldiario.es o Periódico Diagonal. Desde 2007 ha vivido en Oriente Medio, en países como Egipto o Irán. Ha sido profesora de español en diferentes institutos Cervantes. Ha realizado estudios sobre Islam y Mundo Árabe, lengua árabe y persa, así como Periodismo de Paz bajo la batuta del reportero Jake Lynch, del Centro para Estudios de Paz y Conflictos de la Universidad de Sidney, Australia.

 

Aquí huele a mierda, huele a bloqueo israelí

18/11/ 2013 Actualización del post:

MÁS FOTOS (todo lo que se ve son aguas residuales)

Residuales Residuales2 Residuales3 Residuales4

Las bombas de agua de los sistemas de canalización y desalojo de aguas residuales de la Franja de Gaza funcionan desde hace una semana durante escasas horas al día por la falta de electricidad. Los colectores de aguas residuales se obstruyen y esto está provocando la inundación de calles con aguas fecales. Así que algunas zonas de la Franja de Gaza están repletas de moscas porque sus calles están repletas de mierda. Y huele mal, huele muy mal, porque todo es debido a que Israel con su bloqueo no está permitiendo entrar combustible para la central eléctrica y, por ende, no hay suministro de electricidad las 24 horas del día. Tras la inundación, el fango se seca en las calles y el olor permanece.

La salud pública de los habitantes de la Franja está en serio peligro y el daño medioambiental es difícil de reparar.

Residuales1

Restos de agua residual tras la inundación de una calle en el centro de la Franja de Gaza. Foto: Isabel Pérez

Residuales2

Agua residual emergiendo de los canales a la calle. Foto: Isabel Pérez

Residuales3

Fango seco tras la inundación de una calle en el centro de la Franja de Gaza. Foto: Isabel Pérez

Residuales4

Restos de agua residual tras la inundación de una calle en el centro de la Franja de Gaza. Foto: Isabel Pérez

ES: 2 pescadores detenidos | EN: 2 fishermen arrested

mapa MILLAS GAZA

Mapa de las millas náuticas impuestas por Israel sobre los pescadores de Gaza. Isabel Pérez

Hoy las fuerzas de la ocupación israelí han detenido a dos pescadores gazatíes (Saddam Saleh Abu Warda, 20, y Mahmoud Saleh Abu Warda, 19). Ambos se encuentran todavía recluídos en algún lugar de Israel. Los pescadores se encontraban a 3 millas náuticas de la costa de Sudania – al norte de la ciudad de Gaza- donde hay mayor cantidad de pesca. Ayer la marina israelí abrió fuego contra varias embarcaciones destrozando las redes de 3 pescadores.

Muchos medios de comunicación indican que el límite de pesca impuesto por Israel es de 6 millas náuticas de la costa; sin embargo, no es del todo cierto. Según muestra el mapa, el límite depende de la zona de la costa. Al sur de la Franja el límite es de 6 millas, en el centro son 5 y al norte solamente se puede acceder a las 2 millas de la costa justo donde se encuentra la mayor cantidad de pesca. Hay que añadir también las dos zonas de acceso totalemente prohibido en los extremos norte y sur de la Franja.

La flota pesquera de la Franja de Gaza cuenta con 4.170 pescadores de los cuales alrededor de 2.000 están en activo y entre 900 y 1.000 salen a pescar diariamente. Aquellos que pueden faenar lo hacen a duras penas, sorteando las dificultades de la crisis de combustible que asola la Franja. Consiguen el carburante a través del mercado negro, lo cual tampoco les sale muy rentable, pero es mejor que nada.

FIN
—————-

Today the Israeli occupation forces have arrested two Gazan fishermen (saddam Saleh Abu Warda, 20, and Mahmoud Saleh Abu Warda, 19), both are still under arrest somewhere in Israel. The fishermen were at 3 nautical miles from the coast of Sudania – north of Gaza City- just where the fishing is more abundant. Yesterday the Israeli navy opened fire against several vessels destroying the fishing nets of 3.

Most of the media say that the fishing limit imposed by Israel is 6 nautical miles from the coast, however, this is not entirely true. As the map shows, the limit depends on the area. In the south of the Strip the limit is 6 miles, in the center is 5, and in the north fishermen can only reach 2 miles. The north is precisely where they can find the greatest amount of fishing. There are also two areas of total restriction: the extreme north and extreme south of the Strip.

The fishing fleet of the Gaza Strip includes 4,170 fishermen, about 2,000 are active and between 900 and 1000 go fishing daily. Those who can enjoy fishing overcome the difficulties of the fuel crisis that is devastating the Strip. They get fuel through the black market, something not very worthwhile for them but it’s better than nothing.

END

Apagón mortal en Gaza

Se anunció a principios de este mes de noviembre:

La central eléctrica de la Franja de Gaza deja de funcionar por falta de combustible. Cada casa tendrá un turno diario de 6 horas de electricidad.

En casa nuestro UPS (sistema de alimentación ininterrumpida) ya empieza a fallar. La vida de estos aparatos que se cargan mientras hay electricidad y se usan para alimentar unas pocas bombillas de la casa es muy irregular y con el tiempo terminan estropeándose (cuestión de meses). Hay algo más, los UPS deben cargarse durante 8 horas. ¿Qué haremos entonces ahora con solo 6 horas?

El paisaje en la Franja cuando la noche entra es de total oscuridad. Solo unas pocas luces se vislumbran en los edificios. Sin embargo, la noticia más tenebrosa ha sido la lanzada hoy por el

MINISTRO DE SALUD DE GAZA:

“Los hospitales de la Franja están teniendo cortes de luz de 16 horas al día”.

rueda

09/11/2013. Ministro de Salud de Gaza dando la rueda de prensa. Foto: Isabel Pérez

En la rueda de prensa organizada por el Ministerio de Salud, varios niños portaban carteles que decían “Estamos en peligro” o “¿Cuándo os moveréis por nosotros?” un claro mensaje lanzado a la comunidad internacional que hasta el momento no ha intervenido para que Israel permita entrar el combustible necesario para la deteriorada central eléctrica. Israel bombardeó la central en 2008 y sus servicios secretos secuestraron y metieron a la cárcel a uno de los pocos ingenieros capaces de arreglarla, Abu Sisi.

El Ministerio de Salud ha anunciado que la crisis de electricidad está afectando:

88 máquinas de diálisis usadas por 476 pacientes

Incubadoras para 103 neonatos

45 salas operación

5 bancos de sangre

Neveras para medicamentos

Aparatos médicos…

Por su parte, la Asociación Palestina para el Socorro Médico perteneciente a la Red de ONGs Palestinas (PNGO) anunció ya el pasado 6 de noviembre que:

La crisis de salud está empeorando en la Franja de Gaza, especialmente con la escasez de provisionamiento de algunos medicamentos y material médico desechable. Falta el 30% de medicamentos y el 25% de material médico desechable.

Las instituciones médicas también sufren de falta de combustible para los generadores eléctricos utilizados cuando hay cortes de electricidad.

La nota de prensa terminaba señalando el recorte de derechos por la privación de libertad de movimiento consecuencia del bloqueo israelí que dio comienzo hace más de 6 años:

Hacemos un llamamiento a las organizaciones de derechos humanos, incluyendo el Comité Internacional de la Cruz Roja y la OMS para apoyar el derecho a recibir tratamiento médico de los pacientes de Gaza, permitiéndoles la libertad de movimiento fuera de las fronteras de la Franja.

FIN