ALERTA- Israel tortura a presos palestinos en huelga de hambre

ايمن اطبيش

Ayman Tbeish cumple 100 días en huelga de hambre.

Unos 95 prisioneros palestinos bajo detención administrativa -encarcelados por las autoridades israelíes sin juicios ni cargos- llevan 46 días en huelga de hambre en las prisiones de Ofer, Meggido y Naqab (Negev) – prisiones que cuentan con los servicios de la empresa G4S (Ver campaña BDS).

El Servicio de Prisiones Israelíes (SPI) ha estado negando la sal para los huelguistas desde hace dos semanas. Los presos que participan en huelgas de hambre toman líquidos y sal, algo esencial para poder sobrevivir. Los prisioneros, que han perdido una media de 16 kg, hoy por hoy están también tomando vitaminas; sin embargo, ya se ha informado de las primeras bajas:

DOS prisioneros de los trece que han sufrido hemorragias intestinales están en CUIDADOS INTENSIVOS tras perder la conciencia.

[ MALTRATOS ]

Desde el inicio de la huelga se han reportado casos de maltratos. A Mohammed Badr, miembro del Consejo Legislativo palestino, los carceleros le rompieron el dedo pulgar.

Durante los 46 días de huelga de hambre el SPI solo ha permitido que los prisioneros se puedan cambiar de ropa interior dos veces y los mantienen atados y esposados en sus celdas durante diez horas al día.

Según una nota de prensa emitida por Addameer, organización para la protección de los prisioneros palestinos y los derechos humanos, los detenidos en la prisión de Naqab han sido trasladados a una sección aislada -con intención de provocarles desánimo al no estar junto a sus compañeros-. Estas celdas están cubiertas de arena. Tres de los huelguistas de hambre en la prisión Naqab, Fadi Hamad, Fadi Omar y Soufian Bahar, están ahora en régimen de aislamiento y un detenido, Ahmad Abu Ras, fue trasladado a un lugar no revelado.

El SPI ubicó a todos y cada uno de los huelguistas en celdas totalmente vacías, o en celdas con camas de metal sin colchones. Los prisioneros han informado que están sufriendo maltrato, aislamiento y palizas, y que los carceleros comen delante de sus celdas para provocarles.

Once prisioneros en tratamiento médico están rechazando sus medicinas en señal de apoyo a los prisioneros en huelga de hambre. Los carceleros, para castigarlos, les han confiscado sus cepillos de dientes, cuchillas de afeitar y han sellado sus ventanas.

El Club de Prisioneros Palestinos ha protestado contra el Comité de la Cruz Roja Internacional criticando que no haya hecho nada ante la prohibición israelí de entregar cartas de los familiares a los prisioneros en huelga de hambre. Cartas que tienen que ser entregadas por el Comité.

 

FIN

 

Mensaje de un prisionero palestino en huelga de hambre

Un prisionero palestino, detenido administrativo, ha logrado enviar un mensaje al exterior en su 13º día de huelga de hambre [se incluye más abajo].

Todo comenzó cuando dos prisioneros administrativos comenzaron hace 26 días una huelga de hambre, único método de protesta en las cárceles israelíes, exigiendo que las autoridades israelíes cumplieran con lo acordado en 2012 tras una huelga de hambre masiva protagonizada por prisioneros palestinos.

Hace dos semanas alrededor de 200 prisioneros también bajo detención administrativa* israelí esto es, detenidos sin juicio ni cargos, secundaron la huelga de hambre.

La Asociación del Club de Prisioneros Palestinos envía diariamente las últimas noticias respecto al estado de estos prisioneros. A través de ella nos llegaba la grabación de un prisionero palestino que pide al mundo el apoyo necesario para lograr que se haga justicia. La Asociación informó ayer 8 de mayo que al prisionero Mohammed Badr, miembro del Consejo Legislativo (Hamás) los carceleros le habían roto el dedo pulgar. Asimismo, llegó la dramática noticia de que las autoridades carceleras han decidido requisar la sal a los huelguistas. La sal es el único producto que les ayuda a que sus órganos vitales sigan funcionando.

Los maltratos a los que están siendo sujetos estos prisioneros en huelga de hambre son varios. Ayer se anunció que varios de ellos estaban siendo trasladados a cárceles para prisioneros criminales israelíes, lo cual indica que mientras los prisioneros israelíes comen y cocinan, los palestinos estarán expuestos a humillaciones, una situación difícil de sobrepasar debido al hambre y la debilidad.

*La detención administrativa fue impuesta durante el Mandato Británico en Palestina para poder detener con total impunidad y libertad a cualquier persona sin tener que realizarse juicios, ni presentarse cargos. Israel sigue aplicando este sistema de detenciones contra los palestinos en territorio ocupado.

Aquí un video con el mensaje del prisionero lanzado al exterior en árabe, traducido al español y al inglés por Mussa’ab Bashir e Isabel Pérez.

Huelga de hambre de prisioneros palestinos

Esta mañana el Comité de Prisioneros de partidos nacionales e islámicos palestinos ha organizado una sentada en Gaza delante de las oficinas de la delegación de Naciones Unidas para protestar por el sistema de detención administrativa utilizada por las autoridades israelíes, a través del cual los palestinos son detenidos sin juicio ni cargos.

Alrededor de 200 palestinos están actualmente detenidos bajo régimen de detención administrativa, todos ellos entraron hace siete días en huelga de hambre como única forma de denuncia.

Mohammed Ladeini, exprisionero palestino en Gaza, nos cuenta el trauma psicológico al que se enfrentan estos prisioneros administrativos:

“Los detenidos administrativos se encuentran en un estado psicológico muy difícil. Uno de ellos me contó una vez que preferiría ser juzgado a cadena perpetua que ser detenido administrativo porque no sabe qué será de su destino. Cada tres meses prolongan su detención a otros tres meses más. Y así continuamente.”

El segundo día de huelga de hambre, la asociación ADDAMEER de apoyo al prisionero palestino y derechos humanos, emitía una nota de prensa en la que se explicaba que la razón de convocar una huelga de hambre abierta llega después de que el servicio de las cárceles israelíes (y el gobierno israelí) no hubiera cumplido con el acuerdo alcanzado tras la última huelga masiva de hambre de prisioneros palestinos del año 2012. Esta huelga, en la que participaron alrededor de 2.000 prisioneros palestinos, finalizó tras firmarse un acuerdo por el que Israel accedía a limitar el uso de la detención administrativa solo en circunstancias excepcionales. 

ADDAMEER: “Sin embargo, desde entonces, Israel ha incumplido el acuerdo y ha seguido utilizando la detención administrativa de manera sistemática, dejando a los detenidos con el único remedio de lanzar una nueva huelga de hambre.”

 

Sentada_1

Rueda de prensa ofrecida por los organizadores de la protesta contra la detención administrativa. Foto: Isabel Pérez. 30/04/2014. Gaza

Sentada_2

Rueda de prensa ofrecida por los organizadores de la protesta contra la detención administrativa. Foto: Isabel Pérez. 30/04/2014. Gaza

 

Encarcelamiento y detención de niños palestinos

Al contrario que el resto del mundo, en la Palestina ocupada la infancia no es el periodo más feliz de la vida de un niño. Así finalizaba uno de mis reportajes sobre maltratos de niños palestinos para HispanTV. Cada vez que veía el footage enviado desde Cisjordania o revisaba imágenes de archivo sentía una rabia inmensurable; me compadecía del pobre niño que estaba siendo arrastrado a un jeep militar israelí o detenido en una redada (como siempre, nocturna) de esas que los soldados israelíes sacan de la cama al niño y aunque esté en pijama se lo llevan asustado a un campo militar para interrogarlo.

Eso se llama maltrato.

El impacto psicológico es indudable. El niño tiene miedo de estar en una situación hostil rodeado no de pocos uniformados que le gritan en una lengua que no es la suya, el hebreo, que le amenazan y le miran con odio, que gritan a su padre y a su madre. Esto rompe la imagen de protección doméstica que el niño necesita para seguir creciendo emocionalmente estable: si su padre no puede protegerlo, ¿quién lo hará? Las detenciones, aunque se trate de detenciones de unas pocas horas, amenazan el crecimiento emocional, psicológico y físico de un niño.

A los palestinos que viven bajo ocupación sionista en Cisjordania o en los territorios del 48 se les aplica una ley militar. La ley militar israelí establece la edad de responsabilidad criminal a los 12 años de edad; sin embargo, como podréis ver en estos reportajes que inserto más abajo, los soldados detienen a niños menores de 12 años. El procedimiento habitual en estos casos es llevarlos a su casa y pedir permiso a sus padres para detenerlo. Tienen la osadía de pedir permiso para detener a un niño de 5 años, como al que detuvieron el pasado 9 de julio en la provincia de Hebrón (ver reportaje). En estas ocasiones, tras la negación de los padres, los soldados proceden al arresto del niño sólo, o del niño acompañado por el padre o algún adulto. En cualquier caso el niño será testigo del maltrato que sufrirán los adultos: esposado, sentado bajo el sol durante horas, insultado, siendo objeto de burlas… etc; o será el mismo niño quien los sufra, sin estar acompañado de ningún familiar.

El niño nunca olvidará estos momentos.

Niño palestino usado como escudo humano por soldados israelíes

Niño palestino usado como escudo humano por soldados israelíes

El último informe de la ONU sobre maltrato y torturas a los niños palestinos hablaba de que alrededor de 7.000 palestinos entre 9 y 17 años han sido arrestados y sometidos a tratamientos degradantes y a veces a torturas. Las torturas pueden ser varias, una de ellas es usar a los niños como escudo humano, es decir, colocarlos atados en los jeeps militares (en el parabrisas) o hacerles caminar delante de una cuadrilla militar para que los palestinos no les ataquen. A veces la situación es más grave.

niños detenidos

Menores palestinos detenidos bajo custodia de las fuerzas de seguridad israelíes. Fuente: B’Tselem

B’Tselem: A finales del mes de mayo de 2013, alrededor de 223 menores palestinos se encontraban detenidos por razones de “seguridad”. Otros 18 menores estaban en complejos penitenciarios israelíes por estar en Israel ilegalmente.

Por tirar piedras, los menores pueden estar hasta 20 años en la cárcel, dependiendo del caso. De 2005 a 2010 más de 800 niños palestinos fueron juzgados por este “crimen”. Las piedras lanzadas contra jeeps militares blindados no son precisamente un arma pesada… Con todo, hay que señalar que Israel es firmante de la Convención de los Derechos del Niño, de la que hace caso omiso empezando por no establecer la diferencia jurídica entre un niño y un adulto. Lo explica B’Tselem en este informe:

“La Legislación militar en Cisjordania apenas se ocupa de los menores en el procedimiento penal. Con pocas excepciones, los menores son tratados como adultos. La Orden ‘En cuanto a la adjudicación de delincuentes juveniles’ se promulgó en 1967. Divide a los menores de edad en tres grupos de edad: “niño” – menores de 12 años, “jóvenes” – a partir de los 12 años
a 14; “adulto joven” – de 14 a 16 años. Una persona mayor de 16 años de edad es considerada adulto.”

La Asociación ADDAMEER para los Derechos Humanos y apoyo al prisionero apunta también que Israel no cumple con la ley internacional (a veces incluso la propia ley israelí, pero la repetición de actos como estos puede “ayudar” a legitimar y legalizar estas prácticas), incluyendo la Convención de las Naciones Unidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes:

“En muchos casos, los detenidos administrativos, incluyendo niños, informan haber estado sujetos a tortura o malos tratos como palizas, interrogatorios prolongados o la privación del sueño. Todo esto en violación a la “Convención de las Naciones Unidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes” (ADDAMEER)

Como podéis ver, también los menores son detenidos y expuestos a la llamada detención administrativa por la cual Israel arresta a palestinos sin cargos ni juicios. Addameer nos cuenta un caso:

Emad Al-Ashhab: A la edad de 17, Al Ashhab fue arrestado y detenido durante cerca de un año en cuatro órdenes de detención administrativa sucesivas. En el día de su arresto, los soldados israelíes le cubrieron la cara con una bolsa de lana, le esposaron manos y pies y le golpearon por todo el cuerpo con un palo. También le quemaron las manos con cigarrillos. En una encuesta con 50 casos de niños prisioneros, dirigida por Defense for Children International en 2000-2001, el 100% de los niños entrevistados fueron sujetos a tortura y el 95% fueron golpeados por soldados durante su arresto.

Reportaje HispanTV: ONU denuncia maltrato y torturas contra niños palestinos:

Reportaje HispanTV: Ejército israelí detiene a niño palestino de 5 años: