14 días de guerra en Gaza

“Estamos condenados a la esperanza”, dijo el poeta Sa’adullah Wannus.

 

foto1

Camino a Beit Hanun… destrucción y olor a gas. Foto: Isabel Pérez

foto2

Paramédico limpiando la sangre de una ambulancia. Foto: Isabel Pérez.

foto3

Médico del hospital Shifa muestra el chip electrónico de un misil que penetró en el cuerpo de una niña palestina. Foto: Isabel Pérez

foto4

Niños palestinos en el hospital Shifa: ‘¿Cuándo viviremos con seguridad?’, ‘Mis juguetes están manchados de sangre’, ‘Me han quitado a mi madre’, ‘El ejército (israelí) me ha robado la infancia’. Foto: Isabel Pérez

foto5

Un trabajador del hospital Shifa limpia la sangre de los palestinos muertos. Foto: Isabel Pérez.

Réquiem por la resistencia

El pasado 20 de junio Mahmud Jihad, un niño palestino de 13 años, murió tras ser disparado en el pecho por un soldado israelí. Desde que las autoridades israelíes dieran comienzo la operación de búsqueda de los tres colonos supuestamente secuestrados, 6 palestinos desarmados han sido asesinados a disparos, un anciano palestino murió en su casa por una crisis cardíaca mientras intentaba impedir el paso de comandos israelíes a su hogar, los soldados no dejaron que su familia le trasladara al hospital.

En seis meses cuatro menores palestinos han sido asesinados en Cisjordania y dos en Gaza. 

Las organizaciones de derechos humanos palestinas lanzaron un comunicado denunciando el castigo colectivo con el que Israel está sometiendo a la población palestina desde la desaparición de los tres colonos, lo que supone una violación de la ley internacional.

En medio de los acontecimientos que están sucediéndose en Cisjordania desde que las autoridades israelíes comenzaron la búsqueda de estos tres colonos, esta canción interpretada por el coro infantil de Gaza llega como un canto de fuerza, apoyo y esperanza.

Colonos judíos secuestran a niño palestino para “divertirse”

Un grupo de colonos judíos secuestraron ayer 10 de mayo durante tres horas a un niño palestino de 6 años. Se “divirtieron” con él, insultándolo y dejándolo en ridículo, hasta que logró escapar. El niño pasó la noche escondido detrás de una roca. Por la mañana lo encontraron, el niño no hablaba, lo llevaron al hospital totalmente traumatizado.

Los ataques de colonos contra palestinos, independientemente de su edad, aumentan cada día más en la Palestina ocupada.

Un grupo de colonos en Hebrón agredieron a un niño palestino de 14 años de edad causando varios cortes y contusiones, informa International Middle East Media Center, los colonos atacaron también al padre del niño cuando trató de defender a su hijo.

 

Palestiniangirlattacked-399x300

Niña palestina a la que colonos judíos atacaron lanzando piedras mientras volvía del colegio el 24 de abril de 2014. Más información: Maan Agency

child_atatcked

Imagen de archivo. Niño palestino tras ser atacado por colonos judíos. Alquds.com. Fuente: Imemc

 

Que lo cuenten los niños

Cartel Película_peq

Cuando alguien te pide que hables de la Franja de Gaza a unos niños de corta edad te sientes responsable. Por lo menos, así me sentí yo cuando me lo pidió mi amiga Sonia. Su hija Senda va a un colegio donde este año tratan el tema de viajes alrededor del mundo. Sin embargo, yo no podía dar esa charla a los niños porque no puedo salir de la Franja de Gaza sin arriesgarme a que luego no pueda volver a entrar. Así llevo más de un año.

Pero quería hacer algo para ellos. Quería enseñarles que hay muchos niños de su edad que no viven como ellos, o como el resto de europeos. Así que pensé, ¡hagamos un video! Y que lo cuenten los niños de la Franja, no yo.

Carmel y Mohammed son los protagonistas. Son dos niños palestinos que viven en la Franja de Gaza.

 

Carmel es una niña de 8 años que vive con su familia en un apartamento en la ciudad de Gaza. Su mamá es argelina y es una de las miles de personas que no pueden salir de la Franja para visitar a su familia debido al bloqueo israelí. Quieren construir una casa en los campos de su familia, al norte de la Franja, pero no pueden porque no entra cemento ni el resto del material de construcción debido al mencionado bloqueo.

Mohammed es un niño de 10 años que vive con su familia y su abuela en el campo de refugiados de Jabalia. Le gusta mucho la música y siempre pregunta por sus antepasados que vivían en una casa con tierras agrícolas y no eran pobres como ellos son ahora. Es la representación del derecho al retorno de los refugiados palestinos que fueron expulsados en 1948 de sus hogares por los sionistas que hoy continúan construyendo Israel sobre territorio palestino ocupado.

Este proyecto se ha realizado gracias a la desinteresada colaboración de PMP, Palestine Media Production, en Gaza, que nos ha dejado gratuitamente las cámaras y el equipo de edición. Tampoco hubiera sido posible sin los niños, entregados y muy atentos en todo momento durante el rodaje. El cese de los derechos de autor para utilizar la canción “Huelga en la escuela” del gran maestro, Marcel Khalife, compositor y músico libanés ha hecho posible la banda sonora de estos minutos de filme documental.

Por favor, no dudéis en compartir el video. En cualquier momento podéis poneros en contacto con la directora a través del email: perezperezisabel[arroba]yahoo.es

 

***Un poco más sobre mi: Isabel Pérez es una periodista que vive y trabaja en la Franja de Gaza desde enero de 2013. La co-dirección corre a cuenta de su compañero, Mussa’ab Bashir, natural de la Franja, periodista y traductor. Isabel trabaja para la cadena de televisión HispanTV y colabora para varios medios como Eldiario.es o Periódico Diagonal. Desde 2007 ha vivido en Oriente Medio, en países como Egipto o Irán. Ha sido profesora de español en diferentes institutos Cervantes. Ha realizado estudios sobre Islam y Mundo Árabe, lengua árabe y persa, así como Periodismo de Paz bajo la batuta del reportero Jake Lynch, del Centro para Estudios de Paz y Conflictos de la Universidad de Sidney, Australia.

 

Encarcelamiento y detención de niños palestinos

Al contrario que el resto del mundo, en la Palestina ocupada la infancia no es el periodo más feliz de la vida de un niño. Así finalizaba uno de mis reportajes sobre maltratos de niños palestinos para HispanTV. Cada vez que veía el footage enviado desde Cisjordania o revisaba imágenes de archivo sentía una rabia inmensurable; me compadecía del pobre niño que estaba siendo arrastrado a un jeep militar israelí o detenido en una redada (como siempre, nocturna) de esas que los soldados israelíes sacan de la cama al niño y aunque esté en pijama se lo llevan asustado a un campo militar para interrogarlo.

Eso se llama maltrato.

El impacto psicológico es indudable. El niño tiene miedo de estar en una situación hostil rodeado no de pocos uniformados que le gritan en una lengua que no es la suya, el hebreo, que le amenazan y le miran con odio, que gritan a su padre y a su madre. Esto rompe la imagen de protección doméstica que el niño necesita para seguir creciendo emocionalmente estable: si su padre no puede protegerlo, ¿quién lo hará? Las detenciones, aunque se trate de detenciones de unas pocas horas, amenazan el crecimiento emocional, psicológico y físico de un niño.

A los palestinos que viven bajo ocupación sionista en Cisjordania o en los territorios del 48 se les aplica una ley militar. La ley militar israelí establece la edad de responsabilidad criminal a los 12 años de edad; sin embargo, como podréis ver en estos reportajes que inserto más abajo, los soldados detienen a niños menores de 12 años. El procedimiento habitual en estos casos es llevarlos a su casa y pedir permiso a sus padres para detenerlo. Tienen la osadía de pedir permiso para detener a un niño de 5 años, como al que detuvieron el pasado 9 de julio en la provincia de Hebrón (ver reportaje). En estas ocasiones, tras la negación de los padres, los soldados proceden al arresto del niño sólo, o del niño acompañado por el padre o algún adulto. En cualquier caso el niño será testigo del maltrato que sufrirán los adultos: esposado, sentado bajo el sol durante horas, insultado, siendo objeto de burlas… etc; o será el mismo niño quien los sufra, sin estar acompañado de ningún familiar.

El niño nunca olvidará estos momentos.

Niño palestino usado como escudo humano por soldados israelíes

Niño palestino usado como escudo humano por soldados israelíes

El último informe de la ONU sobre maltrato y torturas a los niños palestinos hablaba de que alrededor de 7.000 palestinos entre 9 y 17 años han sido arrestados y sometidos a tratamientos degradantes y a veces a torturas. Las torturas pueden ser varias, una de ellas es usar a los niños como escudo humano, es decir, colocarlos atados en los jeeps militares (en el parabrisas) o hacerles caminar delante de una cuadrilla militar para que los palestinos no les ataquen. A veces la situación es más grave.

niños detenidos

Menores palestinos detenidos bajo custodia de las fuerzas de seguridad israelíes. Fuente: B’Tselem

B’Tselem: A finales del mes de mayo de 2013, alrededor de 223 menores palestinos se encontraban detenidos por razones de “seguridad”. Otros 18 menores estaban en complejos penitenciarios israelíes por estar en Israel ilegalmente.

Por tirar piedras, los menores pueden estar hasta 20 años en la cárcel, dependiendo del caso. De 2005 a 2010 más de 800 niños palestinos fueron juzgados por este “crimen”. Las piedras lanzadas contra jeeps militares blindados no son precisamente un arma pesada… Con todo, hay que señalar que Israel es firmante de la Convención de los Derechos del Niño, de la que hace caso omiso empezando por no establecer la diferencia jurídica entre un niño y un adulto. Lo explica B’Tselem en este informe:

“La Legislación militar en Cisjordania apenas se ocupa de los menores en el procedimiento penal. Con pocas excepciones, los menores son tratados como adultos. La Orden ‘En cuanto a la adjudicación de delincuentes juveniles’ se promulgó en 1967. Divide a los menores de edad en tres grupos de edad: “niño” – menores de 12 años, “jóvenes” – a partir de los 12 años
a 14; “adulto joven” – de 14 a 16 años. Una persona mayor de 16 años de edad es considerada adulto.”

La Asociación ADDAMEER para los Derechos Humanos y apoyo al prisionero apunta también que Israel no cumple con la ley internacional (a veces incluso la propia ley israelí, pero la repetición de actos como estos puede “ayudar” a legitimar y legalizar estas prácticas), incluyendo la Convención de las Naciones Unidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes:

“En muchos casos, los detenidos administrativos, incluyendo niños, informan haber estado sujetos a tortura o malos tratos como palizas, interrogatorios prolongados o la privación del sueño. Todo esto en violación a la “Convención de las Naciones Unidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes” (ADDAMEER)

Como podéis ver, también los menores son detenidos y expuestos a la llamada detención administrativa por la cual Israel arresta a palestinos sin cargos ni juicios. Addameer nos cuenta un caso:

Emad Al-Ashhab: A la edad de 17, Al Ashhab fue arrestado y detenido durante cerca de un año en cuatro órdenes de detención administrativa sucesivas. En el día de su arresto, los soldados israelíes le cubrieron la cara con una bolsa de lana, le esposaron manos y pies y le golpearon por todo el cuerpo con un palo. También le quemaron las manos con cigarrillos. En una encuesta con 50 casos de niños prisioneros, dirigida por Defense for Children International en 2000-2001, el 100% de los niños entrevistados fueron sujetos a tortura y el 95% fueron golpeados por soldados durante su arresto.

Reportaje HispanTV: ONU denuncia maltrato y torturas contra niños palestinos:

Reportaje HispanTV: Ejército israelí detiene a niño palestino de 5 años: