¿Qué se esconde tras esta liberación?

El pasado 13 de agosto, Israel liberó a 26 presos palestinos que habían sido detenidos antes de 1993. Quince de esos veintiséis son de la Franja de Gaza, así que allá fuimos. Es la primera vez que veía una congregación de gente tan multitudinaria en Gaza. Miles de palestinos se agolpaban a las puertas del paso Beit Hanun que conecta la Franja con territorio ocupado a través del paso israelí de Erez. Estos 26 presos liberados son los primeros de los 104 que Israel prometió poner en libertad en el marco del relanzamiento de las negociaciones de paz que esta semana han continuado, celebrándose su segunda reunión.

Israel dijo en su momento que se trata de un “gesto de buena voluntad”; sin embargo, en lo que va de semana ya ha detenido a otros 77 palestinos. Por otra parte, hay que dejar claro que la liberación de estos palestinos no significa que reciban la amnistía total, los presos liberados firman un papel en el que se comprometen a cumplir ciertas normas: no participar en actividades políticas (ya que cualquier partido político palestino está prohibido en Israel), no participar en acciones contrarias a la autoridad ocupante israelí… y no circular por ciertas zonas. Son, prácticamente, las mismas condiciones impuestas a los presos liberados en el intercambio de Shalit.

Para los exprisioneros que viven en Cisjordania esto les resulta una pesadilla, puesto que los soldados israelíes pueden irrumpir en su casa en cualquier momento y detenerlos, son vigilados muy cerca por colaboradores y su vida política de lucha y resistencia por la causa palestina se ve mermada. Para los que viven en la Franja de Gaza es diferente. Si bien retornan a sus hogares, viven en una cárcel al aire libre, pero pueden seguir con sus actividades políticas. Aunque, la verdad sea dicha, Israel siempre se las arregla para conocer la vida de todos… No parece ser díficil encontrar colaboradores también en la Franja de Gaza.

Ayman Sharawna es un ejemplo de prisionero liberado y detenido al poco tiempo. Sharawna fue uno de los presos palestinos que salió con el intercambio de Shalit, meses después las patrullas israelíes se lo llevaron de vuelta a la cárcel, sin juicio ni cargos. Tras una larga huelga de hambre, Sharawna fue liberado, pero no en su Cisjordania, sino en la Franja de Gaza. Él mismo nos contaba hace un par de días que por lo menos aquí puede vivir “tranquilo” sin preocuparse por volver a ser detenido una tercera vez. Sharawna ha rehecho su vida en la Franja. Pronto vendrá su familia y abrirá dos pastelerías de dulces cisjordanos…

La cuestión… 104 presos… liberados… pero todavía más de 5.000 palestinos están detenidos en cárceles israelíes. La liberación de 104 no cambiará ni la política de arrestos arbitrarios israelí ni las condiciones de maltrato, negligencia médica… que sufren esos 5.000 presos. Incluso puede que luego ni siquiera liberen al resto. A Israel se le conoce bien por no cumplir sus promesas, lo cual es otra violación, esta vez, de los Convenios de Ginebra|Leyes de Tratados: los acuerdos entre dos partes son obligatorios. [Vienna Convention of the Law of Treaties (1969)]

La liberación de 104 palestinos es, por encima de todo, una herramienta mediática de Israel. Con esto dejan poco brío al anuncio de la construcción de 1.200 nuevas unidades de asentamientos judíos en Cisjordania y Jerusalén Este, tal y como explicaba el ministro de vivienda israelí, Uri Ariel, 800 unidades en Jerusalén Este y 400 en Cisjordania. Mahmud Abbas rápidamente pasó a declarar que si no se congelaba la construcción de asentamientos no seguiría adelante con las negociaciones, pero no fue así y la segunda ronda tuvo lugar unos días después (15 de agosto) en un lugar desconocido en Jerusalén. Vale recordar que la construcción de asentamientos es una grave violación de los tratados internacionales.

A pesar de que todos estos matices son detalles a tener muy en cuenta y que nos enseñan a no desestimar a Israel, no voy a mentir, a mi me alegró la noticia. Estos 26 palestinos que han sido liberados son héroes nacionales para Palestina. Lucharon en la Primera Intifada contra el ocupante israelí y llevan muchos años sin ver (incluso tocar) a sus familias.

De todos modos, repito, Israel excarcela presos, pero se guarda un as en la manga.

Video de la llegada de los presos a la Franja de Gaza:

Liberación de presos palestinos from Isabel Pérez Pérez on Vimeo.

 

Fotos de la noche de la primera liberación:

liberacion_1

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_2

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_3

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_5

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_7

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_8

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_9

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_10

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

Encarcelamiento y detención de niños palestinos

Al contrario que el resto del mundo, en la Palestina ocupada la infancia no es el periodo más feliz de la vida de un niño. Así finalizaba uno de mis reportajes sobre maltratos de niños palestinos para HispanTV. Cada vez que veía el footage enviado desde Cisjordania o revisaba imágenes de archivo sentía una rabia inmensurable; me compadecía del pobre niño que estaba siendo arrastrado a un jeep militar israelí o detenido en una redada (como siempre, nocturna) de esas que los soldados israelíes sacan de la cama al niño y aunque esté en pijama se lo llevan asustado a un campo militar para interrogarlo.

Eso se llama maltrato.

El impacto psicológico es indudable. El niño tiene miedo de estar en una situación hostil rodeado no de pocos uniformados que le gritan en una lengua que no es la suya, el hebreo, que le amenazan y le miran con odio, que gritan a su padre y a su madre. Esto rompe la imagen de protección doméstica que el niño necesita para seguir creciendo emocionalmente estable: si su padre no puede protegerlo, ¿quién lo hará? Las detenciones, aunque se trate de detenciones de unas pocas horas, amenazan el crecimiento emocional, psicológico y físico de un niño.

A los palestinos que viven bajo ocupación sionista en Cisjordania o en los territorios del 48 se les aplica una ley militar. La ley militar israelí establece la edad de responsabilidad criminal a los 12 años de edad; sin embargo, como podréis ver en estos reportajes que inserto más abajo, los soldados detienen a niños menores de 12 años. El procedimiento habitual en estos casos es llevarlos a su casa y pedir permiso a sus padres para detenerlo. Tienen la osadía de pedir permiso para detener a un niño de 5 años, como al que detuvieron el pasado 9 de julio en la provincia de Hebrón (ver reportaje). En estas ocasiones, tras la negación de los padres, los soldados proceden al arresto del niño sólo, o del niño acompañado por el padre o algún adulto. En cualquier caso el niño será testigo del maltrato que sufrirán los adultos: esposado, sentado bajo el sol durante horas, insultado, siendo objeto de burlas… etc; o será el mismo niño quien los sufra, sin estar acompañado de ningún familiar.

El niño nunca olvidará estos momentos.

Niño palestino usado como escudo humano por soldados israelíes

Niño palestino usado como escudo humano por soldados israelíes

El último informe de la ONU sobre maltrato y torturas a los niños palestinos hablaba de que alrededor de 7.000 palestinos entre 9 y 17 años han sido arrestados y sometidos a tratamientos degradantes y a veces a torturas. Las torturas pueden ser varias, una de ellas es usar a los niños como escudo humano, es decir, colocarlos atados en los jeeps militares (en el parabrisas) o hacerles caminar delante de una cuadrilla militar para que los palestinos no les ataquen. A veces la situación es más grave.

niños detenidos

Menores palestinos detenidos bajo custodia de las fuerzas de seguridad israelíes. Fuente: B’Tselem

B’Tselem: A finales del mes de mayo de 2013, alrededor de 223 menores palestinos se encontraban detenidos por razones de “seguridad”. Otros 18 menores estaban en complejos penitenciarios israelíes por estar en Israel ilegalmente.

Por tirar piedras, los menores pueden estar hasta 20 años en la cárcel, dependiendo del caso. De 2005 a 2010 más de 800 niños palestinos fueron juzgados por este “crimen”. Las piedras lanzadas contra jeeps militares blindados no son precisamente un arma pesada… Con todo, hay que señalar que Israel es firmante de la Convención de los Derechos del Niño, de la que hace caso omiso empezando por no establecer la diferencia jurídica entre un niño y un adulto. Lo explica B’Tselem en este informe:

“La Legislación militar en Cisjordania apenas se ocupa de los menores en el procedimiento penal. Con pocas excepciones, los menores son tratados como adultos. La Orden ‘En cuanto a la adjudicación de delincuentes juveniles’ se promulgó en 1967. Divide a los menores de edad en tres grupos de edad: “niño” – menores de 12 años, “jóvenes” – a partir de los 12 años
a 14; “adulto joven” – de 14 a 16 años. Una persona mayor de 16 años de edad es considerada adulto.”

La Asociación ADDAMEER para los Derechos Humanos y apoyo al prisionero apunta también que Israel no cumple con la ley internacional (a veces incluso la propia ley israelí, pero la repetición de actos como estos puede “ayudar” a legitimar y legalizar estas prácticas), incluyendo la Convención de las Naciones Unidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes:

“En muchos casos, los detenidos administrativos, incluyendo niños, informan haber estado sujetos a tortura o malos tratos como palizas, interrogatorios prolongados o la privación del sueño. Todo esto en violación a la “Convención de las Naciones Unidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes” (ADDAMEER)

Como podéis ver, también los menores son detenidos y expuestos a la llamada detención administrativa por la cual Israel arresta a palestinos sin cargos ni juicios. Addameer nos cuenta un caso:

Emad Al-Ashhab: A la edad de 17, Al Ashhab fue arrestado y detenido durante cerca de un año en cuatro órdenes de detención administrativa sucesivas. En el día de su arresto, los soldados israelíes le cubrieron la cara con una bolsa de lana, le esposaron manos y pies y le golpearon por todo el cuerpo con un palo. También le quemaron las manos con cigarrillos. En una encuesta con 50 casos de niños prisioneros, dirigida por Defense for Children International en 2000-2001, el 100% de los niños entrevistados fueron sujetos a tortura y el 95% fueron golpeados por soldados durante su arresto.

Reportaje HispanTV: ONU denuncia maltrato y torturas contra niños palestinos:

Reportaje HispanTV: Ejército israelí detiene a niño palestino de 5 años:

¿Qué es la causa palestina?

Nader FPLPEn Gaza o en Cisjordania, pero sobre todo en Gaza, se podría decir que no existe una sola familia que no tenga o no haya tenido a uno de sus miembros en la cárcel. Las razones por las que Israel pone entre rejas a palestinos varían, pero muchas veces son en las llamadas detenciones administrativas, en las que no hay ni explicación ni juicio para los apresados. De hecho, bien es sabido que depués de que Israel liberara a más de mil prisioneros en el intercambio de Shalit (soldado israelí que tenía en cautiverio Hamás), esperó muy poco para volver a meter a los mismos palestinos a la cárcel. Samer Issawi, Ayman El-Sharawna son algunos ejemplos de este caso que os he comentado.

En este post os quiero presentar un caso curioso para  demostrar que la lucha de la causa palestina no solo tiene en sus filas a musulmanes o cristianos, tiene además a judíos. Porque ser judío no es sinónimo de ser antipalestino, ni ser palestino es sinónimo de ser  antijudío.  Este de la foto es Nader Sadaka, prisionero político, samaritano (se consideran descendiente de las doce  tribus de Israel) de Naplusa, en Cisjordania, y militante del Frente Popular para la Liberación de Palestina. Fue arrestado en 2004.

La causa palestina y el mito de Israel

La Historia de Palestina es muy difícil de resumir. Como todos sabemos, Oriente siempre ha estado habitado por diferentes civilizaciones y sus nombres nos bailan en la cabeza (a pesar de haberlas estudiado una y otra vez). Mi humilde resumen de la historia palestina seguro que puede provocar la rabia de algunos historiadores, pero tengo que resumir.

Palestina estaba habitada por pueblos semitas, como los cananeos (fenicios), los moabitas o los arameos. Las tribus de Israel, cuando fueron expulsadas de Egipto, llegaron hasta la tierra de Canaán (Palestina). En el año 1.000 antes de Cristo, el Rey David (padre del posterior Rey, Salomón) las unificó en un solo reino, al norte de Palestina, reino que tendría -como es siempre presente en la Historia- guerras y disputas continuadas con otros pueblos hasta que cayó en el año 600 AC conquistado por el rey babilonio Nabucodonosor. Asirios, babilonios, persas, griegos, romanos… todos estos, por ese orden, pasaron por Palestina y levantaron ahí sus reinos / imperios.

Los judíos fueron maltratados en varias de estas conquistas, incluso expulsados, y fueron marchándose hacia otros países. En este punto hay que señalar que cuando los judíos llegaron por primera vez a Palestina se encontraron con tribus que adoraban a dioses diferentes que al suyo. Eso no creo que les gustara… E intentaron, claro está, convertirles a su religión, convencerles de sus costumbres y tradiciones, tal y como ocurrió en América cuando llegaron los españoles en 1492. Los palestinos no eran desde el inicio musulmanes. El Islam apareció en el año 622 (siete siglos tras la muerte de Cristo). De ahí que no se debería,  aunque el Islam sea la religión más extendida en Palestina, pensar en la causa palestina como una lucha entre musulmanes y judíos.

Vídeo:


Hasta que llegaron los árabes… Palestina fue islamizada y los cristianos llegaron con sus Cruzadas, a las que Saladino derrotó en esa parte de Oriente Medio y reinó. Después llegaron los mamelucos (que también estaban en Egipto). Luego, el gran Imperio Otomano (turcos), imperio musulmán que se vino abajo al finalizar la Primera Guerra Mundial. Y es entonces cuando los ingleses ocuparon Palestina: 1917.

Ya sabemos que era época de colonias y que las encontramos por todo Oriente Medio y Oriente Lejano. Los palestinos, claro está, llegaron a tal punto que -como en todas las historias de países ocupados por una potencia- explotaron en un levantamiento contra los colonialistas ingleses. Finalmente, Inglaterra, exhausta de disputas con los palestinos sublebados, cedió sus responsabilidades como colonia.

En ese mismo año 1917, el ministro de Relaciones Exteriores británico, Arthur James Balfour, escribió una carta al líder de la comunidad judía de Gran Bretaña, ofreciendo su apoyo a la causa sionista. Es la famosa Declaración de Balfour que significó un gran avance para los judíos que, desde hacía un siglo aproximadamente, se habían organizado en una Organización Sionista cuyo objetivo era preparar la vuelta de todos judíos a la “tierra prometida”. Los palestinos describieron esta declaración así: “La declaración de Balfour es la promesa de quien no posee a quien no lo merece”

Así pues, Inglaterra decidió contar con las Naciones Unidas que en 1947 aprobó, con la resolución 18,  la división de Palestina en dos: una parte sería para los judíos y otra para los árabes. En la cuarta línea de esta resolución leemos su porqué:

“[General Assembly] Considers that the present situation in Palestine is one which is likely to impair the general welfare and friendly relations among nations” (La Asamblea General de las Naciones Unidas considera que la presente situación en Palestina va a perjudicar al bienestear general y las relaciones amistosas entre naciones)

Lo que la ONU e Inglaterra pactaron, junto con otros países, fue que se les diera un trato especial a los judíos que habían sido masacrados con el Holocausto Nazi. El premio de consolación fue, un país. Y aquellos que pagaron los platos rotos fueron, los palestinos.

nakba nakba2 nakba3


Fotos: Nakba (Catástrofe). En 1948 miles de palestinos fueron expulsados violentamente de sus tierras por la creación del estado de Israel. Comenzó a hablarse entonces del refugiado palestino.

Muchos estados árabes se negaron a esta “invención”, a crear un país de la nada, despojando más de la mitad de su derecho a los palestinos: “Privar a la mayoría del pueblo palestino de su territorio y transferirlo para uso exclusivo de una minoría del país… La Organización de las Naciones Unidas no tiene poder para crear un nuevo Estado. Esta decisión sólo puede adoptarse por la libre voluntad del pueblo de los territorios en cuestión (…)”. A pesar de esto, las Naciones Unidas no aceptó la queja. El representante de Siria ante la ONU Faris El-Khouri insistió: “la Asamblea General no es un gobierno mundial que pueda dictar órdenes, decidir la partición de Estados o imponer constituciones, ni normas, ni reglamentos y tratados sobre personas sin su consentimiento”. Pero también fue en vano.

Se buscaron soluciones, nuevas propuestas. El representante de China no dudó en decir: “Las Naciones Unidas fueron creadas principalmente para el mantenimiento de la paz internacional. Sería trágico el hecho de que las Naciones Unidas, al intentar una solución política, llegaran a ser la causa de una guerra”. Pero, el 14 de mayo de 1948 se proclamó la creación del estado de Israel, y el mito de un pueblo que había desaparecido de forma natural, se volvió a crear. Es aquí cuando vemos que la creación de Israel solo se hizo bajo empeño de unas potencias mundiales y de sus intereses. No se puede crear un país, una nación, basándose en una religión. Así lo defiende también el historiador israelí Shlomo Sand: «El sionismo robó el término religioso Tierra de Israel [Eretz Israel] y lo convirtió en un término geopolítico». Shlomo es el autor del libro “Cuándo y cómo se invention of jewish peopleinventó el pueblo judío”, un libro que no tiene desperdicio y aquí el enlace para descargarlo.

Con el paso de los años, los israelíes han desarrollado una maquinaria de guerra muy sofisticada desde el punto de vista tecnológico. Han aprovechado el apoyo de EE.UU. para violar los tratados que decían dónde termina Israel y dónde empieza Palestina, y han invadido toda Palestina. Hoy en día, con el paso de las intifadas y la resistencia palestina, han conseguido que Israel retroceda, pero a cambio la Franja de Gaza está bajo bloqueo férreo y a los palestinos que habitan bajo demarcación israelí se les trata como ciudadanos de segunda. Por eso, muchos no llaman a Israel, país o estado, sino “régimen”, porque no es un estado ni legítimo ni histórico.