Palestinos de Gaza contra Plan de reconstrucción de Serry

Estos días en Gaza muchas son las protestas que están teniendo lugar contra el Mecanismo de reconstrucción de la Franja de Robert Serry, Coordinador Especial para el Proceso de Paz en Oriente Medio de las Naciones Unidas (UNSCO). Los palestinos denuncian que el plan legitima el bloqueo israelí, ¿cómo? pues dando pie a que las autoridades israelíes tengan el derecho de supervisar y dar el visto bueno a todos y cada uno de los proyectos. Israel decide cómo, cuándo y qué cantidad entra. Esto le da pie a imponer suspensiones temporales de entrada del material de construcción y otros bienes humanitarios, tal y como hizo la semana pasada. Por lo tanto, el plan de Serry (de las Naciones Unidas) estaría perpetuando el bloqueo israelí sobre la Franja dándole semejante rol y potestad a la entidad ocupante.

Los palestinos dicen no, no al plan de Serry. Las Naciones Unidas defienden que este no es su plan, sino un plan de israelíes y palestinos. Aunque las Naciones Unidas sea el mediador, bien es sabido que ha querido contentar, una vez más, las exigencias de “seguridad” israelíes en detrimento de un plan de reconstrucción más rápido y eficaz que asegure una vida digna, protección y ayude a devolver una vida normal a los habitantes de la Franja de Gaza que sufrieron una de las agresiones más largas de sus vidas, 50 días de bombardeos israelíes por tierra, mar y aire.

Aquí unas fotos de la marcha organizada hoy 09/11 por la Unión de Comités de Acción Agrícola de la Franja (UAWC):

isa1 isa2 isa3 isa4 isa5 isa6

Olivos de resistencia

Varios voluntarios, tanto palestinos como internacionales, han acudido a los campos de agricultores palestinos para protegerlos ante ataques de colonos y de las fuerzas armadas israelíes. El papel de los voluntarios es también ayudar en la cosecha y servir de testigo en caso de ataques para que la comunidad internacional no se ande con subterfugios frente a las violaciones israelíes de la ley internacional (como ente ocupante).

He aquí un video que grabé ayer de un grupo de jóvenes pertenecientes a la Unión de Jóvenes Progresistas, filial del FPLP, con la colaboración de la Unión de Comités de Acción Agrícola (UAWC) de la Franja de Gaza.

El olivo es un símbolo de la paz, pero con la ocupación Israel lo ha convertido en el símbolo del desarraigo y la limpieza étnica. Según esta web (la misma que publica el gráfico) 80.000 familias palestinas se han visto afectadas por la destrucción de sus olivos. Se habla de 800.000 olivos arrancados por israelíes, lo que supondría una superficie semejante a 33 veces el Central Park de Nueva York. La web, sin embargo, se basa en estadísticas de 2012 realizadas por la OCHA (Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas en los Territorios Palestinos). Y, desde 2012 hasta hoy, muchos más olivos han sido arrancados o destruidos.

vp-olive-harvest-final-2013-10-10

Este año la cosecha ha comenzado mal, poca lluvia y poca producción que recoger, dicen los agricultores tanto de la Franja de Gaza como de Cisjordania. Un litro de aceite de oliva palestino llegará a los 6,75 €/ 1 litro en el mercado. Un precio desorbital. Algo que no había sucedido antes. Pero las circunstancias de la ocupación israelí que arrebata y confisca tierra palestina a la fuerza, respalda los ataques violentos de colonos judíos, roba el agua o restringe el acceso a la misma, hacen que esto sea solo la continuación de la política de limpieza étnica que Israel lleva pertrechando desde 1948.

Israel ha confiscado el 45% de tierra cultivable de la Franja de Gaza y arrasa, día sí día no, tierras agrícolas palestinas cercanas a la línea fronteriza de facto.

A partir de la página 11 de este pdf, publicado por la OCHA en agosto de este mismo año momento en el que se preparaba la campaña de recogida de aceitunas, podemos comprobar otro de los factores de la ocupación israelí: la restricción del acceso a las tierras de campesinos palestinos por estar al otro lado del Muro de Separación. Muchos agricultores campesinos han perdido hectáreas de tierra por la construcción de este Muro:

images

OCHA, AGOSTO 2013:

“En el extremo noreste de Belén se encuentra una zona de tierra que va desde el Convento de St. Elias de Beit Sahur perteneciente a los agricultores de la zona de Belén. Desde lo alto de un cerro cercano, cerca del asentamiento israelí de Har Homa, desde donde se avecina todo el valle, Jamal Salman explica que tiene pocas esperanzas de recolección de la aceituna este año. Desde la construcción de la barrera (El Muro de Separación), los agricultores de la zona han podido esporádicamente acceder a sus tierras. Jamal ahora sólo tiene acceso regular a un pequeño porcentaje de su tierras agrícolas, 650 metros cuadrados de terreno, mientras que el resto, alrededor de 44 dunums (44.000 metros cuadrados), se encuentra detrás de la barrera. De acuerdo con el Instituto de Investigación Aplicada – Jerusalén, 2140 dunums de tierra han sido aislados por la barrera solo en Beit Sahur.”

Al-Haq, quizás la organización de derechos humanos más seria de Cisjordania documentó al comienzo de la cosecha los primeros ataques de colonos y la destrucción de olivos.

AL-HAQ, 10 DE OCTUBRE 2013:

“El 4 de octubre en el pueblo de Jamma’in, al sur de Nablus, dos colonos destruyeron un vehículo particular perteneciente a Ibrahim Abed al- Rahman mientras este estaba recogiendo aceitunas en su tierra con su esposa e hijo . Aproximadamente 15 minutos después de que la familia llegara a su tierra, el hijo de Abed, Akram, escuchó un ruido que venía del vehículo y vio a un colono golpeando la ventana del coche con un palo. Al Abed y Akram llegaron al coche se encontraron con que todos los neumáticos habían sido perforados y la ventana izquierda del parabrisas y la parte delantera estaban rotas.

El 6 de octubre en Al- Naby Ineir, al norte de Ras pueblo Karkar, gobernación de Ramallah, 12 olivos fueron atacados, 7 de los cuales fueron completamente destruidos, mientras que otros 5 fueron destruidos parcialmente. Al- Naby Ineir está situado aproximadamente a un kilómetro de Neiryah, puesto de avanzada israelí. En Yatta , Hebrón , los colonos arrancaron unos 40 olivos.

El 5 de octubre, en el pueblo de Deir Sharaf en Nablus, los residentes locales descubrieron que parte de la cosecha de olivas había sido robada y unos 100 olivos dañados. Los residentes de la aldea creen que los colonos que viven en el asentamiento cercano de Shavi Shamron fueron los responsables de estos ataques.”

Israel ha violado la tregua más de 200 veces

Yihad

Yihad muestra la herida consecuencia de un disparo israelí directo a su pierna. Foto: Isabel Pérez

“Queríamos ver las caras de los soldados israelíes”, dice Yihad, uno de los 60 palestinos de la Franja de Gaza que han resultado heridos por disparos israelíes en lo que va de año. Las agresiones se cometen normalmente en el mar y en la línea verde divisoria, la frontera de facto impuesta por Israel que convierte a la Franja de Gaza en una isla, separada del resto de la Palestina ocupada y rodeada de tropas militares israelíes. Israel establece la distancia a la que uno puede acercarse a la línea divisoria o alejarse de la costa, pero los agricultores y pescadores que resultan heridos son víctimas de decisiones arbitrarias que no siguen lógica ni tratado ninguno.

Yihad tiene solo 17 años, es hijo de campesinos y tiene la pierna vendada. Él y sus amigos se acercaron “demasiado” a la valla, les pudo una mezcla de curiosidad, envalentonamiento juvenil y orgullo nacional: es nuestra tierra, ¿por qué no podemos pasear por donde queremos? La herida de bala todavía le sangra. “Has tenido mucha suerte de que no se tratara de una bala de expansión”, le digo. Todavía recuerdo la cara del joven Mohamed que fue herido hace meses por una de esas malditas balas de  expansión (o bala dumdum) prohibidas por la ley internacional que los soldados israelíes no dudan en utilizar contra la población civil palestina. Mohamed estaba mal, muy mal. Tenía más de 10 centímetros de huesos prácticamente pulverizados y no sonreía. Yihad sí, porque todavía le ha quedado la rabia dentro, las ganas de ver la cara de aquellos que les están haciendo la vida imposible a ellos, los jóvenes, que por mucho que busquen nunca encuentran trabajo, y a sus familias. Los soldados israelíes podrían haber lanzado ráfagas de aviso e intimidación, como hacen usualmente, pero esta vez dispararon apuntado a los chavales.

Desde el inicio del año 2013 Israel ha asesinado a 5 palestinos de la Franja y ha violado el cese al fuego, firmado hace casi un año, más de 230 veces. Cuando en mi cuenta Twitter recibo mensajes de muchos proisraelíes (y sionistas) criticándome porque no hablo de los ataques de la resistencia palestina contra israelíes, porque solo hablo de los ataques contra palestinos, me dan ganas de contarles la teoría de la guerra limpia, de la guerra simétrica… de que es una ocupación y la resistencia es algo legítimo.

En el único puerto de la Franja de Gaza, con un café turco y un cigarrillo, Zacaria Baker nos habla de los pescadores, un gremio especialmente castigado, y muchos de los cuales se encuentran en el nivel de la pobreza. Trabaja para los Comités de Acción Agrícola: “Desde la declaración de la tregua Israel ha detenido a 59 pescadores y ha herido con disparos a 17.  No ha cesado sus agresiones directas o indirectas. Indirectas… como hacer olas con sus lanchas para que las barcas de los pescadores se hundan. El enemigo sionista todavía mantiene 40 barcazas confiscadas.”

Y, claro está, los números aumentan conforme pasan los meses. El próximo noviembre se cumplirá un año desde la última agresión israelí sobre la Franja de Gaza y muchos aquí piensan que con el invierno, los israelíes se preparan para lanzar un nuevo ataque. No se sabe. No se puede decir con seguridad que esto ocurrirá, ni siquiera yo me atrevería a decirlo. Se bromea y se dice: “pero que sea después del Aid”. La próxima fiesta musulmana, el Aid el Adha, que está a la vuelta de la esquina.