Protesta de la Coalición Jóvenes de la Intifada

La Coalición de los Jóvenes de la Intifada realizó el pasado 2 de octubre una sentada frente a la sede de la UNSCO en la ciudad de Gaza como protesta a los ataques de ultraortodoxos judíos en Jerusalén y Al Aqsa y el silencio de la comunidad internacional. Lanzaron, asimismo, un llamamiento para que la ONU intervenga y obligue a Israel a cumplir con las resoluciones internacionales.

Desde hace algo más de una semana, las protestas en la Franja de Gaza contra los ataques a Al Aqsa son cada vez más continuas.

Anuncios

Falta de medicamentos

20130918_095658

Israel hoy está vendiéndonos la moto de que dejará pasar material de construcción a la Franja de Gaza por primera vez desde que impuso el bloqueo. Los que vivimos en la Franja de Gaza sabemos que no es la primera vez, ni será la última, que Israel intenta lavarse las manos de los crímenes contra la humanidad que comete, así como de las continuas burlas que realiza contra la ley internacional.

Usemos, pues, esta ley internacional aplicada a territorios ocupados, como es el caso de Palestina. Según esta ley Israel:

tiene el deber de asegurar y mantener niveles suficientes de sanidad y de higiene públicas, así como abastecer en víveres y productos médicos a la población del territorio ocupado. 

Hoy mismo, el ministro de Salud de la Franja de Gaza ha ofrecido las últimas cifras de la crisis por la que pasa el sector de salud. El principal motivo ahora es el cierre del paso de Rafah con Egipto y la destrucción de los túneles por donde pasaban medicamentos, materiales de construcción, combustible… etc. Sin embargo, en ningún momento hay que olvidar que toda esta situación se enmarca en el contexto de una ocupación y un bloqueo israelí ilegales.

En las últimas 10 semanas ha aumentado el déficil de medicamentos y aparatos médicos. Falta el 30% del material y hasta 145 tipos de medicamentos necesarios para tratar enfermedades como el cáncer, la diabetes, la hipertensión, así como materiales para cirugías oftalmológicas. Falta también el 50% del material desechable utilizado en las incubadoras para recién nacidos.  

La falta de combustible se refleja críticamente en las capacidades de los hospitales y clínicas gazatíes que funcionan las 24 horas del día gracias a los generadores de electricidad que se alimentan de gasolina. Los cortes de luz que se suceden desde hace años debido a la destrucción de la planta de electricidad de la Franja bombardeada por Israel hacen que los generadores sean fundamentales, y que la gasolina sea primordial. Hoy en día, la gasolina egipcia ha dejado de entrar, por lo que se depende totalmente del combustible israelí que no entra cada día y cuyo precio es desorbitado. Aquí habría que destacar que Israel mantiene cerrados los pasos en cada una de las celebraciones religiosas judías, pero no irrumpe otros servicios, como el aeropuerto de Tel Aviv…

Los hospitales gazatíes consumen 360 millones de litros de gasolina al mes, por lo que la aptitud israelí de frenar la entrada de combustible (y otros bienes) es una clara presión y extorsión a la bloqueada Gaza.

El ministro de salud de la Franja ha mencionado asimismo que, debido al cierre del paso de Rafah que hoy y mañana abrirá limitadamente durante unas pocas horas, ha provocado la muerte de varios pacientes que esperaban ser trasladados a hospitales egipcios.

Israel es el primer responsable de estas muertes, según la ley internacional, por no ofrecer la asistencia médica necesaria, y por imponer contínuos retrasos o inconvenientes a la hora de trasladar enfermos a hospitales israelíes o cisjordanos. Organizaciones de derechos humanos vienen denunciando la peligrosidad que resulta para muchos enfermos y familiares de enfermos cruzar por el paso de Erez-Beit Hanun que une la Franja con Israel. Es allí donde los israelíes han realizado no pocas detenciones, han aprovechado para presionar a palestinos para que se conviertan en colaboradores… etc.

El material de construcción que escasea desde que empezaron a destruirse los túneles ha provocado, no solo que los palestinos no puedan continuar la construcción de hogares, sino que los propios hospitales no puedan continuar los proyectos de reconstrucción financiados por otros países, o la construcción de nuevos hospitales, también bajo financiación de terceros.

REPORTAJES PARA HISPANTV:

Franja de Gaza: estado de los enfermos de leucemia es crítico

Gaza: Crisis de combustible peligra la vida de hospitalizados

¿Qué se esconde tras esta liberación?

El pasado 13 de agosto, Israel liberó a 26 presos palestinos que habían sido detenidos antes de 1993. Quince de esos veintiséis son de la Franja de Gaza, así que allá fuimos. Es la primera vez que veía una congregación de gente tan multitudinaria en Gaza. Miles de palestinos se agolpaban a las puertas del paso Beit Hanun que conecta la Franja con territorio ocupado a través del paso israelí de Erez. Estos 26 presos liberados son los primeros de los 104 que Israel prometió poner en libertad en el marco del relanzamiento de las negociaciones de paz que esta semana han continuado, celebrándose su segunda reunión.

Israel dijo en su momento que se trata de un “gesto de buena voluntad”; sin embargo, en lo que va de semana ya ha detenido a otros 77 palestinos. Por otra parte, hay que dejar claro que la liberación de estos palestinos no significa que reciban la amnistía total, los presos liberados firman un papel en el que se comprometen a cumplir ciertas normas: no participar en actividades políticas (ya que cualquier partido político palestino está prohibido en Israel), no participar en acciones contrarias a la autoridad ocupante israelí… y no circular por ciertas zonas. Son, prácticamente, las mismas condiciones impuestas a los presos liberados en el intercambio de Shalit.

Para los exprisioneros que viven en Cisjordania esto les resulta una pesadilla, puesto que los soldados israelíes pueden irrumpir en su casa en cualquier momento y detenerlos, son vigilados muy cerca por colaboradores y su vida política de lucha y resistencia por la causa palestina se ve mermada. Para los que viven en la Franja de Gaza es diferente. Si bien retornan a sus hogares, viven en una cárcel al aire libre, pero pueden seguir con sus actividades políticas. Aunque, la verdad sea dicha, Israel siempre se las arregla para conocer la vida de todos… No parece ser díficil encontrar colaboradores también en la Franja de Gaza.

Ayman Sharawna es un ejemplo de prisionero liberado y detenido al poco tiempo. Sharawna fue uno de los presos palestinos que salió con el intercambio de Shalit, meses después las patrullas israelíes se lo llevaron de vuelta a la cárcel, sin juicio ni cargos. Tras una larga huelga de hambre, Sharawna fue liberado, pero no en su Cisjordania, sino en la Franja de Gaza. Él mismo nos contaba hace un par de días que por lo menos aquí puede vivir “tranquilo” sin preocuparse por volver a ser detenido una tercera vez. Sharawna ha rehecho su vida en la Franja. Pronto vendrá su familia y abrirá dos pastelerías de dulces cisjordanos…

La cuestión… 104 presos… liberados… pero todavía más de 5.000 palestinos están detenidos en cárceles israelíes. La liberación de 104 no cambiará ni la política de arrestos arbitrarios israelí ni las condiciones de maltrato, negligencia médica… que sufren esos 5.000 presos. Incluso puede que luego ni siquiera liberen al resto. A Israel se le conoce bien por no cumplir sus promesas, lo cual es otra violación, esta vez, de los Convenios de Ginebra|Leyes de Tratados: los acuerdos entre dos partes son obligatorios. [Vienna Convention of the Law of Treaties (1969)]

La liberación de 104 palestinos es, por encima de todo, una herramienta mediática de Israel. Con esto dejan poco brío al anuncio de la construcción de 1.200 nuevas unidades de asentamientos judíos en Cisjordania y Jerusalén Este, tal y como explicaba el ministro de vivienda israelí, Uri Ariel, 800 unidades en Jerusalén Este y 400 en Cisjordania. Mahmud Abbas rápidamente pasó a declarar que si no se congelaba la construcción de asentamientos no seguiría adelante con las negociaciones, pero no fue así y la segunda ronda tuvo lugar unos días después (15 de agosto) en un lugar desconocido en Jerusalén. Vale recordar que la construcción de asentamientos es una grave violación de los tratados internacionales.

A pesar de que todos estos matices son detalles a tener muy en cuenta y que nos enseñan a no desestimar a Israel, no voy a mentir, a mi me alegró la noticia. Estos 26 palestinos que han sido liberados son héroes nacionales para Palestina. Lucharon en la Primera Intifada contra el ocupante israelí y llevan muchos años sin ver (incluso tocar) a sus familias.

De todos modos, repito, Israel excarcela presos, pero se guarda un as en la manga.

Video de la llegada de los presos a la Franja de Gaza:

Liberación de presos palestinos from Isabel Pérez Pérez on Vimeo.

 

Fotos de la noche de la primera liberación:

liberacion_1

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_2

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_3

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_5

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_7

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_8

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_9

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)

liberacion_10

Foto: Isabel Pérez. Beit Hanun (Franja de Gaza)